Revista libredón

Para cualquier consulta o para solicitar información puede ponerse en contacto con nosotros a través de la dirección de correo electrónico:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Pindo mide 650 metros sobre la ría de Cée y a partir de los doscientos metros de altura trepamos entre una blanda brétema (‘niebla’) que no puso a nadie de mal humor, qué será que somos de tan buen conformar. La temperatura era tan suave como la neblina de ese sábado de agosto. No vimos nada desde arriba, ¿quedó claro?

Somos un AGACS caminero y somos un AGACS santiaguero. Somos un AGACS de “más camino y menos compostela” y un AGACS que peregrina y favorece que otros lo hagan. Somos de “yo sobreviví al Xacobeo 2010” y AGACS de mantener los caminos expeditos.

El Camino, producto globalizado de consumo. Es oceánico y nos sobrepasa: es el océano Atlántico, el Ártico, el Índico y el mar de la China juntos. Nosotros evitamos sin embargo, el consumismo, esa llaga.

En vísperas de un nuevo Año Santo, aquí tienes, querido amigo, otra vez a Libredón con la mochila presta, el bordón aguardando y la ilusión de siempre. El Camino, en la encrucijada de un nuevo siglo, sigue esperando de las asociaciones jacobeas respuestas claras a problemas acuciantes. Problemas que no se resuelven haciendo el avestruz, participando en congresos cada vez más estériles y endogámicos o encerrándose en una torre de maril cada vez más absurda. 

Página 2 de 8