Revista libredón

Para cualquier consulta o para solicitar información puede ponerse en contacto con nosotros a través de la dirección de correo electrónico:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A la vista de las continuas agresiones que sobre los trazados protegidos del Camino de Santiago se vienen cometiendo en todas las comunidades autónomas y más recientemente en O Pino, uno no puede dejar de preguntarse en que clase de mundo vivimos, que clase de administraciones e instituciones tenemos, o cual es ese espíritu de las leyes.

Todo comenzó a primeros de agosto. La franja costera gallega comenzó a arder como una inmensa yesca, desde Muxía hasta La Guardia. Lo que en principio parecía una reproducción de los desgraciadamente habituales incendios veraniegos (que normalmente suelen padecer las comarcas del interior de la Comunidad), pronto se transformó en una alarma general, con montes, bosques y cultivos ardiendo por doquier, con una Administración desbordada,

Desde que una patrulla de la guardia civil por alguna zona pirenaica había sorprendido a un humilde e iluminado cura –párroco del Cebreiro– pintando flechas amarillas y que al ser interrogado sobre los motivos contestó que estaba preparando una invasión… ha pasado relativamente muy poco tiempo. Las flechas amarillas y la hospitalidad de la mano de las asociaciones han sido los grandes emblemas en este nuevo resurgir de las Peregrinaciones a Compostela. 

Página 3 de 7