Etapa 2

Camino Portugués 0€ 6200 hits

Descripción

El Camino Portugués penetra actualmente en Galicia a través del viejo Puente Internacional. Trescientos metros más adelante, a la altura de una gasolinera, desciendes hacia el Miño para encontrarte pronto en el Embarcadero de Lavacuncas, o Puerto de la Fábrica, la primitiva entrada fluvial de peregrinos antes de la creación del Puente Internacional. Este punto es para nosotros el auténtico kilómetro cero del Camino Portugués en Galicia. Nuestras distancias kilométricas comienzan pues en Lavacuncas.

Desde Lavacuncas, por antañones caminos (Camiño da Barca) y evocadoras calles, te vas internando en el casco antiguo de Tui hasta alcanzar la soberbia catedral. En una de las calles que la rodean (ver albergues) se encuentra el albergue de peregrinos. Tú continúas hacia el Convento de las Clarisas o de las Encerradas (no dejes de probar sus extraordinarios peces almendradas), atraviesas el pasadizo bajo el convento y, de súbito, tendrás ante ti una vista inigualable: las casas hidalgas de Tui y sus recoletos jardines, de los que surge el aroma del jazmín y el limonero y, al fondo, Portugal y toda la vega del Miño. Desde allí el Camino se dirige hacia el Norte pasando ante los conventos de Santo Domingo y San Bartolomé (el más antiguo de Tui). Por la vega del Miño, pronto alcanzas el puente medieval conocido como "Ponte da Veiga". No llegarás a cruzarlo, inmediatamente antes del puente el trazado gira a la izquierda, para entre bosques llegar a la vía del tren (cuidado al cruzarla) y a la N-550 (idem) para alcanzar la capilla de A Virxen do Camiño. Las obras de la nueva autopista no deben despistarte, sigue siempre las flechas, estas te llevaran hasta la encrucijada de Setecamiños y al histórico y solitario Puente de San Telmo. (7,400 Kms). Detén tus pasos, una humilde placa te recuerda lo siguiente: "Caminante: aquí enfermó de muerte San Telmo, en abril de 1246. Pídele que hable con Dios en favor tuyo".
San Telmo, patrón de Tui y de Frómista, enfermó de muerte en ese paraje cuando se dirigía en peregrinación a Compostela.

Desde el Ponte das Febres sigue el Camino que sale a la izquierda, es tu Camino. Por bosques sembrados por vegetación de ribeira, envuelto en un paisaje solitario y evocador, tus pasos te llevaran hasta la aldea de A Madalena (bar y tienda). A tu izquierda pronto alcanzas a ver la iglesia de Santa Columba de Ribadelouro, a la par que dejas a un lado las ruinas de la casa rectoral. Un sencillo calvario te acompaña ya en la dirección de otro puente medieval, el Puente de Orbenlle sobre el río Louro.Desde aquí inicias ya un suave ascenso tras superar un antiguo "paso de inverno" que te indica, una vez más, el auténtico lodazal en que se puede convertir el Camino en cualquier época del año. El "paso de inverno" es una sabia receta arquitectónica aldeana, presente en todos los caminos de Galicia, consistente en un camino paralelo de piedra y en alto, a modo de pequeño y rústico puente, que permite pasar y repasar las corredoiras en lo más crudo del invierno gallego. Agradecerás en muchos momentos su presencia.

Poco a poco el Camino se va acercando al tramo más demencial de todo el Camino Portugués a Santiago: El paso por el Polígono Industrial de las Gándaras de Budiño. El Polígono invadió el trazado del Camino Portugués. En nuestra investigación del Camino el año 1992 se trató de darle una alternativa a este tramo verdaderamente alienante, pero la configuración del terreno pantanoso de las Gándaras hicieron imposible (hasta el momento) esa alternativa. Paciencia pues, pero ten en cuenta que en la mitad del polígono (11 kms de Lavacuncas) hemos recuperado un lienzo del antiguo trazado (1400 metros) que va profundo, entre juncos y con terreno irregular, pero que alivia la aridez del paso por el polígono industrial. Una pasarela pronto te devuelve a las garras y al tráfico infernal de tu vieja conocida la N-550. Con precaución, a través de ella llegarás a Porriño (1,800 Kms de carretera). A tu derecha, poco después de la pasarela, observarás la Capilla de Nº Sra. da Guía. En su parte posterior hay una edificación abierta por un lateral. Es uno de los más antiguos cobijos de peregrinos.
Cruzas el casco urbano de Porriño (toma la calle San Sebastián) muy atento a las flechas, la salida del pueblo es un auténtico caos, tu referencia debe ser siempre alcanzar la Capilla de las Angustias, desde donde te incorporas a la carretera Porriño-Redondela, para abandonarla enseguida en dirección a Amieiro Longo. Remontando el valle, alcanzas la mole del Palacio de Mos y la iglesia barroca de Santa Eulalia de Mos (km 21,440 ) . Allí encontrarás un bar. Te hará falta un descanso, inicias aquí la subida a la Rüa dos Cabaleiros, un cruceiro policromado y siempre florido te indicará el buen Camino. Con el valle al Este y a tus pies, invadido por la infinita serenidad del rural gallego, las flechas amarillas te llevarán hasta la capilla y carballeira de Santiaguiño de Antas, con buena fuente y bar cercano. A trescientos metros de la capilla, en pleno Camino, encontrarás uno de los miliarios que jalonaban la ruta romana, El Miliario de Saxamonde o de Vilar de Enfesta. Por carreteras asfaltadas, la ruta continúa hasta las proximidades del Bar Choles (dan comidas) por donde se interna en el profundo pinar que envuelve la meseta de Chan das Pipas. Aquí percibirás, a lo lejos, los primeros aromas del Atlántico. Desde el Chan das Pipas inicias una pronunciada bajada. De nuevo en tramo urbanizado, alcanzas otra vez la N-550 (Km 29,550 ). Siguiendo ya la carretera, pronto dejarás a tu izquierda los muros del antiguo convento de Vilavella para entrar ya en Redondela, donde deberás proseguir por las calles Pai Crespo y Queimaliños para llegar al albergue de peregrinos. (Casa da Torre, ver albergues).

ALGUNAS NOTAS A ESTA ETAPA

  • Si te es posible, piérdete en Tui y disfruta de uno de los cascos históricos más asombrosos y desconocidos de Galicia. No te damos consejos, piérdete en sus calles, busca sus iglesias.
  • A diferencia de la anterior etapa, no tendrás problema alguno de aprovisionamiento en todo el recorrido. Por tanto no cargues con agua ni con alimentos, no tiene sentido.
  • En este tramo se pasa del cielo (Puente de San Telmo-Orbenlle) al infierno más desatado (Polígono Industrial de Porriño) sin solución de continuidad. Tómalo con calma, te esperan días de gloria.
  • Tal vez sea la etapa en que encuentres más asfalto. Pero en su mayoría son carreteras secundarias y con poco tráfico. (Vg. Amieiro Longo-Chan das Pipas).
  • Redondela ha sido siempre la joya de la Ría de Vigo. Su especialidad son los "chocos" en su tinta. No renuncies a ellos.
  • Nuestro kilometraje puede que difiera de los mojones de la Xunta. Lo sentimos, pero es nuestro kilometraje, lo seguiremos en todas las etapas. Respecto al perfil, etapa llana salvo la suave subida a Santiaguiño de Antas.

ACTUALIZACIÓN EN ABRIL DE 2004: El nuevo albergue de Porriño (ver sección "albergues" de esta misma web) permite, a quien lo estime así, hacer parada y fonda en Porriño.

Breve resumen

  • Localización: TUI - REDONDELA
  • 0€
  • Tipo: Etapas
  • Ruta: Camino Portugués
  • kilómetros: 30,5 Km