Número 25 Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

El Pindo mide 650 metros sobre la ría de Cée y a partir de los doscientos metros de altura trepamos entre una blanda brétema (‘niebla’) que no puso a nadie de mal humor, qué será que somos de tan buen conformar. La temperatura era tan suave como la neblina de ese sábado de agosto. No vimos nada desde arriba, ¿quedó claro?

Pues a pesar de ello comimos tan ricamente -no siempre se aguanta mucho tiempo en A Moa, nombre de la cumbre-, bebimos de la bota de Humberto, cuyo vino era abundante como el de Caná, nos hicimos fotos (de cerca) y nos bajamos por donde habíamos trepado, desde la aldea de O Pindo, a ras del mar.

Todos tan contentos, raro, raro. Subimos una treintena buena, una AGACS de buen ver. Teresa la de Humberto y Carmen la de José Antonio, siempre rodeadas de hermanas y amigas; los de más lejos, Fernando Carro, Javier Martín, Tucho desde
su Miranda, Milio y Yeya, ¡up! ¡arriba! y Mario Torres que, muy cuco, pretextó algo de su Rocío, un tobillo o alguna articulación, y se quedó velando por la expedición desde el otro lado de la ría. Se incorporaron amigos de Santiago y de Carnota -el municipio al que pertenece el Pindo, sobre la ría de Muros. Nieves y Javier Martín atrajeron a sus primos Llonch (el segundo apellido de los hermanos, compartido con Àngels Llonch, la prima mencionada, y su marido, Óscar, recién...

Visto 384 veces Modificado por última vez en Martes, 03 Enero 2017 03:07
Más en esta categoría: « Número 23-24 Número 26 »